A menudo, cuando caminamos por la calle, vemos restaurantes, cafeterías o supermercados que asociamos a una marca determinada. Eso hace que nos sea más fácil encontrar los productos o servicios que nos gustan y que mejor se ajustan a nuestras necesidades. Sin embargo, si comprobáramos cuáles de los establecimientos a los que acudimos a diario pertenecen en realidad a la marca bajo la que se amparan, quizá nos lleváramos una sorpresa. Esto se debe al consolidado y extendido régimen de franquicias, el cuál regula los derechos y obligaciones a los que han de someterse todos los franquiciados.

 

1479150746_f044¿Qué es una franquicia?

Una franquicia es una concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada.

Si bien la franquicia se configura como un contrato atípico, su regulación básica se encuentra en el Real Decreto 201/2010, de 26 de febrero, por el que se regula el ejercicio de la actividad comercial en régimen de franquicia y la comunicación de datos al Registro de Franquiciadores.

La franquicia es una herramienta muy útil para todas aquellas personas que deciden emprender, pues les permite desarrollar un negocio por su cuenta y riesgo, pero sin sufrir las inclemencias de enfrentarse a un producto o servicio nuevo, y a un público al que darse a conocer.

Por otro lado, el emprendedor inicia una actividad con el asesoramiento de una empresa que ya tiene comprobado que el negocio realmente funciona, con unos productos o servicios ya conocidos por los consumidores y, en definitiva, con una capacidad para anticiparse a los problemas que puedan surgir.

 

1486493861_shopping-basket¿Cómo se inicia una actividad comercial en régimen de franquicia?

La franquicia se inicia en virtud de un contrato por el cual una empresa, el franquiciador, cede a otra, el franquiciado, en un mercado determinado y a cambio de una contraprestación económica, el derecho a la explotación de una franquicia sobre un negocio o actividad mercantil que el primero venga desarrollando anteriormente con suficiente experiencia y éxito, para comercializar determinados tipos de productos o servicios.

Previamente a la firma del contrato o precontrato, o al pago de cualquier cantidad, el franquiciador ha de facilitar al franquiciado por escrito la siguiente información, pudiendo exigirle un deber de confidencialidad:

  • Datos de identificación del franquiciador: nombre o razón social, domicilio y datos de inscripción en el Registro de Franquiciadores. Cuando se trate de una compañía mercantil, también se deberá informar del capital social recogido en el último balance y de los datos de inscripción en el Registro Mercantil.
  • Acreditación del título de propiedad o licencia de uso de la marca y signos distintivos de la entidad franquiciadora en España, con expresión de su duración, y de los eventuales recursos judiciales interpuestos que puedan afectar aquellos.
  • Descripción general del sector de actividad del negocio.
  • Experiencia de la empresa franquiciadora, con expresión de la fecha de creación de la misma, las principales etapas de su evolución y el desarrollo de la red franquiciada.
  • Contenido y características de la franquicia y de su explotación, explicando el sistema de negocio, las características del saber hacer y de la asistencia comercial o técnica permanente que el franquiciador suministrará a sus franquiciados. También, una estimación de las inversiones y gastos necesarios para la puesta en marcha de un negocio tipo.
  • Estructura y extensión de la red en España, que incluirá la forma de organización de la red de franquicia y el número de establecimientos implantados en nuestro país. Asimismo, deberá indicar el número de franquiciados que hayan dejado de pertenecer a la red en España en los dos últimos años, con expresión de si el cese se produjo por expiración del término contractual o por otras causas de extinción.
  • Elementos esenciales del acuerdo de franquicia, que recogerá los derechos y obligaciones de las partes, la duración del contrato, las condiciones de resolución y, en su caso, de renovación del mismo, contraprestaciones económicas, pactos de exclusivas, y limitaciones a la libre disponibilidad del franquiciado del negocio objeto de franquicia.

Toda esta información pretende dar a conocer al franquiciado las condiciones en las que se desarrollaría el negocio en el caso de ponerse en práctica. Así, se le pone en su conocimiento la experiencia de la empresa matriz y la de otros emprendedores que, como él, han impulsado anteriores franquicias con el franquiciador. De esta forma el franquiciado puede decidir libremente si hay una oportunidad a la vista o, si por el contrario, el negocio no tendría futuro.

 

1485875528_f0ca¿Qué derechos tiene el franquiciado?

Una vez firmado el contrato, el franquiciado tiene derecho a utilizar la denominación o rótulo común u otros derechos de propiedad intelectual o industrial del franquiciador.

Así los locales o medios de transporte que utilice el franquiciado tendrán una presentación semejante a los locales o medios de transporte del franquiciador, y los consumidores le identificarán perfectamente en el mercado.

Asimismo, para garantizar que el producto o servicio prestado por el franquiciado sea semejante al prestado por el franquiciador, de forma que el consumidor no aprecie la diferencia, este último deberá enseñar al primero los conocimientos técnicos o el saber hacer necesario para que dicho producto o servicio sea prácticamente el mismo.

De igual manera, el franquiciador habrá de prestar al franquiciado asistencia comercial, técnica o ambas para resolver los problemas que pueden ir surgiendo día a día en el ejercicio de la actividad comercial.

Por su parte, el franquiciador puede atribuirse en el contrato la facultad de supervisar la actividad comercial ejercida por el franquiciado, pues es lógico que quiera que el producto o servicio siga teniendo la misma calidad que le ha permitido asegurarse la posición que ocupa en el mercado.

 

1486494477_f14a¿Qué obligaciones tiene el franquiciado?

Dado que el contrato de franquicia es un contrato atípico, la regulación del mismo será mayoritariamente la que establezcan las partes.

Las obligaciones que suele tener el franquiciado como contraprestación a los derechos mencionados son las siguientes:

  1. Correr con los gastos de inversión del establecimiento.
  1. Decorar el establecimiento según lo establecido por el franquiciador.
  1. Asistir a los programas formativos establecidos por el franquiciador.
  1. Seguir la dinámica de trabajo establecida por el franquiciador.
  1. Satisfacer al franquiciador los pagos que se hayan establecido en el contrato.
  1. Disponer de las existencias mínimas establecidas por el franquiciador.
  1. Mantener la calidad y el precio de los productos o servicios establecido por el franquiciador.
  1. Respetar la imagen corporativa de la empresa del franquiciador.
  1. Someterse a los controles establecidos por el franquiciador y efectuar las correcciones necesarias.
  1. Informar al franquiciador de la evolución del negocio.
  1. Respetar las exclusividades territoriales y cláusulas de confidencialidad.

 

1479150630_f087¿Cómo saber si cierto producto o servicio se ofrece en el mercado bajo un régimen de franquicia?

Existe en el ámbito estatal un Registro de Franquiciadores, a cargo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad que tiene únicamente efectos de información y publicidad. El franquiciador tiene la obligación de inscribir la franquicia en el mismo. A través del enlace anterior podemos comprobar los establecimientos que son propios y los que están recogidos bajo el régimen de franquiciados, al amparo de las diferentes marcas del mercado.

 

sociedadEn conclusión, las franquicias tienen una doble vertiente, pues te ofrecen la posibilidad de emprender un negocio con una idea preestablecida y que está comprobado que funciona, pero poniendo tú los medios para llevarla a cabo.

Con esta información que has leído… ¿te atreves a montar una franquicia?

Si es así, y deseas recibir asesoramiento fiscal o jurídico, por favor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Desde Grupo LaBE estaremos encantados de atenderte.