Para LaBE Abogados es de vital importancia todas aquellas novedades en materia de extranjería que permitan a sus clientes facilitarles el acceso a un estatus migratorio legal en España, logrando con ello desarrollar una vida familiar y profesional tranquila y enfocada al logro de los objetivos personales y profesionales de cada uno de ellos.

Así las cosas, desde el 9 de diciembre 2015, hace solo dos meses, entró en vigor la incorporación del concepto de familia extensa a la ley que regula el derecho a la libre circulación de personas y residencia en España de los ciudadanos de la Unión Europea, la cual podemos encontrar en el régimen especial de extranjería, regulado en el Real Decreto de 2007.

Dicha incorporación, supone una nueva puerta de entrada a ciudadanos extranjeros que desean establecerse en España sin el bloqueo que suponía anteriormente las condiciones y límites en los parentescos. A este respecto, se libera dicho límite con lo que podrá beneficiarse cualquier miembro de la familia (hermanos, primos, abuelos, biznietos, tíos, etc.), junto con el cumplimiento del resto de requisitos establecidos. Otra de las interesantes novedades es todo lo que rodea al entorno de la pareja estable. Sí, porque a diferencia de la pareja de hecho y al tratarse de una modalidad, donde sin estar casados ni registrados como pareja de hecho, pueden acreditar la existencia de una relación estable y duradera.

De esta manera podemos observar algunos de los casos donde se da este supuesto recogido en la ley, entre los cuales destacan:

  • Pareja formada por extranjero y español o comunitario que están en capacidad de acreditar su condición de novios desde varios años atrás al presente (relación duradera). La importancia de la prueba es vital y podrá valorarse desde, certificados de empadronamiento, testigos, fotos, facturas en común, whatsapps, emails, fotos, entre otras.
  • Pareja formada por extranjero y español o comunitario que llevan más de un año conviviendo juntos. Será suficiente con demostrar la existencia de la pareja y su convivencia conjunta durante este espacio de tiempo.
  • Matrimonio entre extranjero y español o comunitario celebrado fuera de España. El hecho de estar casado en el extranjero es un elemento a tener en cuenta a la hora de hacer valer una relación estable ya que, la norma establece que debe ser estable y “duradera”. Por tanto, bajo estas circunstancias, habrá que demostrar la existencia del matrimonio con anterioridad al proceso de solicitud o bien, la antigüedad de la relación antes de la unión matrimonial.

A tenor de lo descrito en líneas anteriores, queremos remarcar el hecho de que la Unión Europea y por supuesto España como Estado Miembro, demuestran su firme convicción en la adopción normativa de todas aquellas decisiones destinadas a salvaguardar la libre circulación de personas, extendidas al entorno familiar y afectivo del ciudadano Europeo.