En muchas ocasiones habréis oído hablar sobre dicho término en los medios de comunicación asociado a las grandes fortunas y personalidades del mundo de los negocios y  diversas áreas de influencia de nuestra sociedad. Oír está bien, pero si tu deseo es saber más sobre dicho instrumento de inversión, no pases de largo de este artículo y averigua para quien puede ser realmente una SICAV y en qué consiste.

 

1484171581_leanpub¿En qué consiste una SICAV?

Se tratan de sociedades anónimas que tienen por objeto exclusivo la adquisición, tenencia, disfrute, administración y enajenación de valores mobiliarios y otros activos financieros, para compensar los riesgos y los tipos de rendimiento. Han de estar inscritas en el registro especial de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Se les llama de capital variable porque su capital puede aumentar y disminuir dentro de los límites del capital estatutario máximo y del inicial fijado, mediante la venta o adquisición de la sociedad de sus propias acciones.

Las SICAVs deben tener, al igual que para los fondos de inversión, al menos el 90% de sus recursos invertidos en activos financieros y reservar al menos un coeficiente mínimo de liquidez del 3% que no puede ser invertido para garantizar la estabilidad de la SICAV.

 

1485875528_f0ca¿Qué requisitos son necesarios para la constitución de una SICAV?

Para constituir una SICAV es necesario contar con 2,4 millones de euros y con 100 accionistas, ahora bien , el capital variable no puede superar en más de nueve veces la del capital inicial .Dichas sociedades de inversión de capital variable pueden constituirse también por compartimentos que equivale a dividir a los 100 accionistas en grupos de 20 y un capital social mínimo de 480.000€ por compartimento hasta sumar los 2.4 millones de euros mínimos necesarios para constituir este tipo de sociedades.

  • Ventajas de una SICAV

Esta estructura jurídica resulta ventajosa para las grandes fortunas porque su tributación es de sólo un 1% sobre los beneficios y no tributa sobre las retiradas de capital que no superen a las de inversión inicial al no ser consideradas plusvalías, en caso de hacerlo la tributación estaría comprendida entre un 19 y 23 por ciento al ser calificada dicha renta obtenida como ahorro.

Así pues, si los inversores tienen la habilidad de respetar dicha consigna podrán esquivar la tributación del IRPF por ganancias del capital .Además este tipo de sociedades, debido a su baja tributación, permiten una reinversión del 99% de los recursos económicos de su patrimonio al tributar sólo un 1% de los beneficios obtenidos. Para ello es necesario que dicho patrimonio esté invertido en activos financieros y no activos reales como podrían ser una fábrica o un coche.

  • Inconvenientes de las SICAVs

Dado que su tributación es muy baja y los países no quieren que se produzcan fugas de capitales, éstos establecen como requisito su disolución para poder trasladarlas a otros países con fiscalidades más ventajosas como las de Luxemburgo. Estas medidas dificultan además el trasvase de fondos de una SICAV a otra pues no es posible hacerlo sin antes haber disuelto la SICAV anterior.

De este modo, su disolución implica un pago de un impuesto del 19% 23%, según tramo de incremento patrimonial, como consecuencia de las plusvalías o ganancias generadas .Por consiguiente, este hecho dificulta su traslado a otros países para tratar de obtener condiciones fiscales más ventajosas.

Además, el requisito del elevado capital y de la necesidad de contar con 100 accionistas hace que a menudo se den situaciones en las que la mayoría de los accionistas sólo aportan su identificación realizando tan sólo aportaciones simbólicas para legitimar este tipo de estructuras jurídicas. Esta situación en la que se encuentran dichos accionistas hacen llamarles ‘hombres de paja’ o  ´mariachis’.

Por consiguiente, en respuesta a la pregunta inicial, sí podríamos considerar a las SICAVs exclusivamente para las grandes fortunas, sin embargo, no es todo oro lo que reluce ya que existen SICAVs  que ofrecen la posibilidad de ser partícipes sin la necesidad ni de ‘tocar rancheras’ ni de aportar grandes sumas de dinero.

 

1485545159_f0e8Clasificación de las SICAV´s

Antes de comenzar a adentrarnos en el fascinante mundo de las SICAVs  vamos a encuadrarlas en una categoría de productos financieros para después proceder a su clasificación, y como no, a su definición y explicación sobre su carácter ‘exclusivista’ en función de su fiscalidad y dinero requerido.

Las SICAVs  pertenecen a la  categoría de productos financieros denominados Instituciones de Inversión Colectiva (ICC), conocidos comúnmente como fondos de inversión. El objetivo de un fondo de inversión, área a la que pertenece las SICAVs, es la de captación de fondos, para gestionarlos e invertirlos en activos de carácter financiero o no, estableciendo el rendimiento del inversor en función de los rendimientos colectivos. Así, si la rentabilidad de un fondo ha sido del 10% dicho montante debe repartirse entre los partícipes que han invertido su dinero en dicho vehículo de inversión en función de la cantidad de dinero que éstos hayan invertido.

Éstos a su vez pueden dividirse en dos categorías: Sociedades de Inversión y Fondos de Inversión.

  • Sociedades de Inversión: Consisten en sociedades anónimas que disponen de junta general de accionistas y de consejo de administración. En esta ocasión al gozar de personalidad jurídica dicha estructura puede tomar sus decisiones de inversión sin necesidad de contar con elementos adicionales que doten de solidez a las decisiones de inversoras que dicha fórmula jurídica pudiera adoptar.

 

  • Fondos de Inversión: Se trata de un patrimonio separado que consta de una pluralidad de inversores. En esta ocasión si se precisa de elementos adicionales para dar soporte a sus actividades ya que, a diferencia de las sociedades de inversión, no tienen personalidad jurídica. De este modo, será necesario contar con una entidad gestora que es una sociedad anónima encargada de tomar las decisiones de inversión y financiación del fondo y de una entidad depositaria que es la encargada de custodiar el patrimonio de dicho fondo.

 

Por tanto, tras haber distinguido las distintas tipologías de las Instituciones de inversión colectiva podemos de decir que una SICAV es una sociedad de inversión pues tiene personalidad jurídica y sus decisiones son tomadas por los accionistas o participes que asistan a la junta general de accionistas. Su funcionamiento, en cierto modo, es análogo al de  una sociedad anónima pues al fin y al cabo una sociedad de inversión  es una sociedad anónima con ciertas particularidades.

 

1480432245_globeSICAVs  para Todos

Desde hace aproximadamente algo más de 3 años existe un producto de inversión llamado ‘Ajram Capital’. Se  trata de un nuevo instrumento inversor creado por el trader y deportista Josef Ajram como fruto de la adquisición de Sasoia Investment Sicav y posterior transformación en Ajram capital para dar entrada a pequeños inversores. Dicha SICAV colabora con Link Securities SV SA como resultado de la contratación del citado trader como gestor.

El objetivo de la citada SICAV es la de proporcionar al inversor medio la posibilidad de participar en este vehículo de inversión que tradicionalmente había estado reservado grandes fortunas ya que a partir de 12 € es posible adquirir una de las participaciones de esta sociedad de inversión de capital variable denominada Ajram Capital. De esta manera, parece que dicho mercado está viviendo un proceso de democratización que sin lugar a dudas podrá contribuir a eliminar la imagen de elemento de evasión fiscal de este producto al dar cabida a un mayor número de inversores de carácter minorista.

Otro hecho que refuerza dicha afirmación, en este caso en cuanto al poder político se refiere en España, debido al acuerdo alcanzado por el Partido Popular y Ciudadanos en cuanto al control de los inversores simbólicos de este tipo de sociedades y al control de hacienda sobre dicho vehículo de inversión que hasta el momento había estado regido según la normativa de la CNMV como así lo mencionan las webs de ´Infobolsa’ y de ‘Bolsamanía’.

 

sociedadDesde LaBE abogados estamos a la última de las novedades que ofrece el mercado en materia de inversión financiera, es por lo que ante cualquier necesidad que tengas para gestionar tu fortuna independientemente de su dimensión te asesoraremos de la mejor manera posible siendo la salvaguarda de tus ahorros y bienestar nuestro principal fin.