1484861567_f0f0

Nos encontramos ante una negligencia médica cuando un profesional del ámbito sanitario actúa apartándose de los protocolos médicos exigibles de acuerdo a su profesión, ya sea por acción u omisión, ocasionando en la inmensa mayoría de situaciones un daño físico, moral e incluso económico al paciente, o a sus familiares en caso de que se produzca su fallecimiento.

Por lo tanto, con carácter general, la obligación del médico se ciñe al empleo de las técnicas adecuadas para la curación del paciente y la actuación diligente y conforme a su lex artis, esto es, las prácticas médicas aceptadas generalmente como adecuadas para tratar a los enfermos en el momento presente.

A título ilustrativo, cabe citar como negligencias médicas más comunes las siguientes:

  • Retraso en el diagnóstico correcto de una patología o lesión.
  • Error en el diagnóstico o su interpretación.
  • Intervenciones quirúrgicas con resultado lesivo para el paciente.
  • Prescripción inadecuada de medicamentos o tratamientos.
  • No seguimiento de los protocolos.
  • Transmisión por transfusión sanguínea de enfermedades como la Hepatitis o el SIDA.
  • No obtención del resultado prometido en cirugía estética voluntaria, liposucciones, procesos de adelgazamiento, colocación de prótesis, etcétera.
  • Infecciones intrahospitalarias.
  • Daños ocasionados por el propio material quirúrgico durante la intervención, o bien por su olvido en el interior del paciente.
  • Fallecimiento del paciente por la no prestación de la asistencia sanitaria de urgencia debida.
  • Ausencia de consentimiento informado, y por consiguiente de la información previa del acto a realizar con sus posibles alternativas y consecuencias, no asumiendo los riesgos típicos del mismo por el paciente.
  • No supervisar debidamente al paciente en el postoperatorio, dando lugar a complicaciones en el proceso evolutivo del mismo.

 

1487173438_hospital-o¿Qué deben hacer los que se consideren afectados por una negligencia médica?

En primer lugar, si usted o algún familiar cree haber sufrido una negligencia médica, le sugerimos que se ponga en contacto con nuestro despacho. En Grupo LaBE somos especialistas en este tipo de litigios y le orientaremos acerca de los pasos a seguir. Así, estudiaremos la documentación médica de la que disponga y la viabilidad jurídica del asunto, puesto que en numerosas ocasiones, las primeras fechas posteriores al hecho son de vital importancia para conseguir éxito en el procedimiento.

A los efectos, debe tener especialmente en cuenta que cualquier documentación médica puede ser sumamente relevante de cara al emprendimiento de acciones legales. Por este motivo, le recomendamos que solicite copia de los citados documentos, aunque a priori puedan parecer carentes de importancia.

En el caso de que se trate concretamente de lesiones físicas externas ocasionadas por una negligencia médica, es aconsejable llevar a cabo, también, un seguimiento fotográfico de la evolución.

 

1480625323_f0e3¿Cuáles son los principales cauces legales y cuál es el plazo para reclamar por los daños sufridos por una negligencia médica?

A la hora de plantear un procedimiento por una negligencia médica hay que considerar el ámbito en el que ésta ha sucedido. Al respecto, nos encontramos con dos grandes grupos:

  • SANIDAD PÚBLICA: el procedimiento a seguir, en estos supuestos, es la presentación de una reclamación por responsabilidad patrimonial extracontractual ante la administración sanitaria competente (Consejerías de Sanidad).

Se trata de un procedimiento administrativo donde se reclama, ante la administración responsable de la negligencia médica, una indemnización por los daños y perjuicios causados por el mal funcionamiento de la administración o por el mal proceder de alguno de sus profesionales.

El plazo máximo para iniciar este procedimiento es de un año desde la ocurrencia del error médico, desde el fallecimiento del paciente o, en caso de que a raíz de esta negligencia se ocasionara una lesión, daño o enfermedad, desde la fecha en que la misma sane o estabilice.

  • SANIDAD PRIVADA: El procedimiento a seguir es la interposición de una demanda por responsabilidad civil contra los causantes del daño.

Se trata de un procedimiento que se insta ante la jurisdicción civil, cuyo plazo de prescripción habitual es de cinco años en la actualidad (responsabilidad contractual), aunque en ocasiones podría ser de un año (responsabilidad extracontractual). Este plazo comenzaría a contar, igual que en el caso anterior, desde la ocurrencia de la negligencia médica, desde el fallecimiento del paciente o, en el caso de que a causa de esta negligencia médica se provocara o agravase una lesión, daño o enfermedad, desde la fecha en que la misma sane o estabilice.

 

1479150746_f044¿Qué se debe indemnizar?

Los conceptos por los que se puede reclamar ante una negligencia médica son los siguientes:

 

Daños personales

  • Lesiones permanentes: engloban la valoración de todas las lesiones estabilizadas (secuelas) que han sido ocasionadas por la negligencia médica.
  • Incapacidad temporal: se concretaría en el lapso temporal que el paciente ha tardado en sanar o estabilizar las lesiones provocadas por la negligencia médica sufrida.
  • Daño moral: consiste en el dolor, la angustia, la aflicción física o espiritual y, en general, los padecimientos infligidos a la víctima o sus familiares por el hecho dañoso, considerándose a estos últimos también como víctimas de la negligencia médica.

 Daños materiales

  • Daño emergente: se traduce en todos los gastos, tanto presentes como futuros, soportados por la víctima a causa del error médico.
  • Lucro cesante: se concreta en la pérdida de la situación y capacidad económica del individuo perjudicado.

 

1485289868_f0f1La importante figura del perito médico

Otro aspecto relevante a considerar en este tipo de casos es el papel que juega en ellos el perito médico. Así, en los supuestos en los que se trata de obtener el reconocimiento de una responsabilidad por parte del profesional sanitario, es estrictamente necesario contar con un perito experto en la materia, quien tras estudiar en un primer momento toda la documentación médica nos informará sobre la existencia del error médico y de las posibilidades y garantía de éxito ante una reclamación.

Con posterioridad, emitirá un informe pericial en el que especificará cuáles han sido los errores médicos cometidos, fundamentándolos y estableciendo el nexo entre la negligencia y el daño ocasionado a la víctima. Los informes son de gran importancia en estos procedimientos, puesto que aportan una fundamentación estrictamente técnica del caso determinado.

 

sociedadAsí pues, y como señalamos con anterioridad, si cree que usted o algún familiar puede haber sufrido una negligencia médica, y teniendo en cuenta la importancia de consultar a un especialista lo antes posible para el éxito del posterior procedimiento, solicite ya una cita con Grupo LaBE sin ningún tipo de compromiso a través de nuestro formulario de nuestra página web o contactando por vía telefónica a través del +34 91 314 90 16.