Con la entrada en vigor de la última Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 y con vigencia indefinida se introdujo una nueva medida, el denominado “complemento de maternidad por aportación demográfica a la Seguridad Social”. Esta novedad, que se contempla tanto en la Ley General de la Seguridad Social como en la Ley de Clases Pasivas del Estado, da la oportunidad a aquellas mujeres que tengan dos o más hijos, de cobrar un suplemento en su pensión, compensando así su aportación demográfica al sistema de la Seguridad Social. Ahora bien, la duda que se plantea es, ¿también los hombres pueden acogerse a esta medida?

Los presupuestos que contempla el artículo 60 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social vienen referidos a aquellas mujeres que hayan tenido hijos naturales o adoptados, y que sean beneficiarias en cualquier régimen de la Seguridad Social de pensiones contributivas de jubilación, viudedad e incapacidad permanente. El suplemento se sumará al importe de las respectivas pensiones y consistirá en un porcentaje dependiente del número de hijos que haya tenido la pensionista, estableciéndose el baremo en un 5 % por dos hijos, 10 % por tres hijos y 15 % por cuatro o más hijos.

Por lo tanto, aunque esta medida se constituya como una compensación por la discriminación salarial que experimentan las mujeres a lo largo de su vida laboral y un reconocimiento al esfuerzo de las madres en su lucha por la igualdad y acceso al mercado de trabajo, si acudimos a la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, podemos aventurarnos a predecir que la interpretación que este órgano haga de la novedosa legislación española se incline por aplicar el nuevo complemento de maternidad tanto a mujeres como a hombres.

Así, en el caso GRIESMAR, el TJUE declaró que la normativa francesa, que establecía una bonificación respecto de la pensión de jubilación en favor de las funcionarias madres, con criterios muy similares a los que ahora introduce la normativa española, resultaba discriminatoria para los hombres en la medida en que no existía justificación para una medida concedida tras el cese de la actividad laboral, no significando consecuentemente un remedio a los problemas que las mujeres hubieran podido encontrar durante su carrera profesional.

A la vista de la respuesta que encontró nuestro país vecino, sólo nos queda esperar si el pronunciamiento que en su día determine la Unión Europea establecerá la necesaria creación en España de un complemento retributivo por paternidad en iguales términos que los previstos para el complemento por maternidad.

Por ello, si necesita más información sobre como este nuevo complemento por maternidad puede afectarle, solicite ya una cita con nosotros sin ningún tipo de compromiso bien vía correo electrónico a info@labeabogados.com, bien visitando nuestra página web www.labeabogados.com o a través de nuestro número de contacto +34 91 314 90 16.