En primer lugar se debe mencionar a qué nos referimos con el término gestación subrogada. Según la Asociación para la legalización y regulación de la gestación subrogada en España, la gestación por sustitución es una forma de reproducción asistida en la que, además de los futuros padres, participa una mujer que gesta el embrión. Este embrión puede ser el resultado de una inseminación artificial o de una fecundación ‘in vitro’, y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación, de los dos progenitores, o de donaciones.

Así, serán las personas que no puedan gestar por problemas físicos, o parejas de homosexuales, los principales demandantes de este procedimiento médico.

 

1482425320_leanpub¿Cuál es la situación actual de la gestación subrogada en España?

En nuestra legislación nos encontramos con la total prohibición en el artículo 10 de la ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida. En él se dispone que todos los contratos que versen sobre gestación subrogada, ya sea lucrativa o colaborativa, serán nulos de pleno derecho. Por lo que, la mujer que dé a luz será automáticamente la madre legal de niño.

A pesar de esta prohibición, en España se dan alrededor de 1.000 casos de gestación subrogada cada año. Se da en situaciones con personas que acuden a otro país donde es legal e introducen a su hijo biológico a través de la adopción internacional.

Así, parece poco coherente que el Estado no permita la realización de tal técnica en nuestro país y, sin embargo, mire hacia otro lado cuando las personas se ven obligadas a realizar un fraude legal (gestación subrogada como adopción).

De hecho, en la actualidad, ya se han dado ejemplos jurisprudenciales que avalan el procedimiento de gestación subrogada. Es el caso concreto que compone la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que obligó al Instituto Nacional de la Seguridad Social a pagar la baja de maternidad a un padre por vientre de alquiler.

Por tanto, aquellos padres que no puedan gestar y quieran tener un hijo biológico se verán obligados a trasladarse a un país donde puedan disfrutar de esa posibilidad. Para ello, la Agencia Española de Gestación Subrogada ofrece una serie de programas de ayudas a las familias para que deseen llevar a cabo este proceso.

 

1480432245_globeSituación de la gestación subrogada en otros países

En este apartado se deben distinguir tres tipos de países: aquellos en los que está prohibida, aquellos en los que su legislación no contempla la materia y aquellos en los que es legal. Estados Unidos, Canadá, Rusia, Ucrania, Grecia y Georgia pertenecen al último grupo. En cambio, Irlanda, México o Argentina, entre otros, forman parte de los países en los que no se encuentra regulado.

Es importante señalar que en los países donde haya mayores garantías de seguridad jurídica el trámite sea más costoso. Así en Estados Unidos, el precio oscila entre los 80.000 y 150.000 euros. Mientras, en Ucrania, el precio, aproximadamente, parte de los 30.000 euros.

 

 

maternidad subrogada

  • Legal de forma retribuida y altruista
  • Sin regulación legal pero se realiza
  • Legal sólo de forma altruista
  • Permitida entre familiares hasta segundo grado de consanguinidad
  • Prohibida
  • No regulada/situación incierta

 

 

1484861567_f0f0Un debate abierto. ¿A favor o en contra de la gestación subrogada?

Como en todo, este debate ha suscitado gran interés y diversidad de opiniones en cuanto a la posibilidad de legalizarse o no.

Los principales argumentos en contra de la gestación subrogada versan sobre cuestiones morales. Se pueden señalar:

“La maternidad es un proceso natural, e incorporar otras variables que desnaturalicen el proceso es moralmente inaceptable”.

Esta argumentación no posee demasiado peso ya que si justificamos su ilegalidad en la naturalidad, habría que ilegalizar multitud de situaciones de nuestro ordenamiento jurídico. Por ejemplo, no podrían ser madres aquellas mujeres por fecundación ‘in vitro’ puesto que tampoco es un proceso natural; o las vacunas, ya que lo natural sería que las personas no fueran prevenidas con esta técnica.

“Utilizar el cuerpo de la mujer como medio para obtener un hijo es inmoral, es una forma más de apropiación, control, sojuzgamiento y explotación de ésta”.

Este argumento resulta más adecuado y lógico que el anterior. La gestación subrogada puede convertir a la mujer en un objeto, y quizá para conseguir la igualdad de género no sea el mejor camino. Asimismo, en casos de vulnerabilidad y pobreza, algunas mujeres pueden recurrir a este trabajo por razones puramente económicas, perdiendo en el proceso,  parte de su libertad. Sin embargo, estas situaciones ya están presentes hoy en día en casos como los de prostitución, comparables pero no equiparables.

“El valor de intercambio dado por el dinero en la maternidad subrogada mercantiliza a los seres humanos y un hijo o hija no puede ser un medio para obtener otra cosa”.

En este caso encontramos una crítica al sistema mercantilista. Se olvidan las razones morales sobre la gestación subrogada y se construye una crítica cimentada en el pago por la realización de la actividad.

En cuanto a los argumentos a favor encontramos:

“Es una práctica basada en la libertad de las personas”.

Tal y como está planteada en los ordenamientos en los que se encuentra legalizada, es una práctica libre a la que pueden acogerse las personas que así lo deseen. Además, no produce ningún tipo de injerencia en la libertad de los demás, con lo que pocas razones pueden ser esgrimidas ante la voluntad de la personas.

Para Robertson: “la gestación subrogada es una modalidad más para acceder a la paternidad”.

El autor la equipara a otras formas de acceder a la misma.

Esa opinión se apoya en todo lo anterior. La gestación subrogada es una técnica más de las que se mencionan en la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida.

De cualquier modo, y dejando atrás las críticas, se debe mencionar que en el caso en el que se decida legalizar en España la gestación subrogada, el Estado debe crear un marco legal proteccionista y completo que permita resolver cuestiones acerca de la misma, así como resolver los problemas que de ella puedan derivarse.

 

1485379413_f017Proyecto de ley de gestación subrogada

Desde la entrada en el Congreso de los Diputados de Ciudadanos, la posible  aprobación de esta materia ha estado sobre la mesa. El partido de Albert Rivera es defensor de la gestación subrogada en aras de la libertad.

En el otro lado, el más reacionario a la aprobación de la gestación subrogada, se encuentra el Partido Popular, circunstancia que no es de extrañar dada su ideología de carácter más conservador. Sin embargo, figuras reconocidas como el vicesecretario Javier Maroto, o Núñez Feijóo, quieren permitir la realización de la gestación subrogada. Para ello, han presentado enmiendas ante el próximo Congreso Nacional del Partido Popular que se celebrará entre los días 10 y 12 de febrero.

Habrá que esperar si la parte liberal del PP se impone a la conservadora y el partido finalmente apoya la propuesta. Lo mismo ocurre en el Partido Socialista, que se encuentra dividido entre aquellos que la aprueban y los que no.

Por último, Podemos está de acuerdo y expresa: “Creemos que hay que hacer una ley para regular la gestación subrogada que conjugue el derecho a la familia a parejas que no pueden tener hijos por sí solas con derechos de las mujeres gestantes, en nuestro país o fuera de él”.

 

sociedadEn conclusión, desde Grupo LaBE deseamos una pronta regularización de la situación, ya que la actual sólo permite que las personas con altos recursos puedan acceder a la gestación subrogada. El legislador ha de clarificar los supuestos contemplados en la legislación, ya sea para su legalización o prohibición. Si tienes alguna consulta no dudes en contactar con nosotros.