Las relaciones de afectividad alcanzan su culmen con la continuidad de la estirpe, esto es, con la descendencia. Si bien, constante el matrimonio o la relación de hecho no es si quiera imaginable la cantidad de desavenencias que pueden producirse entre los progenitores en relación con las medidas que es necesario adoptar para con los hijos una vez finalizada la relación; motivo por el cual, suelen recurrir a los Tribunales con el fin de que sea un tercero, -un Juez-, quien las acuerde.

1480625470_childAsí pues, las medidas a adoptar en lo concerniente a los hijos son aquellas relativas a la guarda y custodia, patria potestad, pensión por alimentos, régimen de visitas, uso de la vivienda familiar, etc.

Ante tal escenario, pueden darse las siguientes situaciones:

  • Que las medidas no hayan sido determinadas por los progenitores en sentido estricto ante la buena relación existente entre ellos, permitiendo en términos generales un régimen de visitas fluido y sin limitaciones más allá de las que dependan del propio desarrollo académico y social del menor.
  • Que se hayan determinado ya tales medidas en un procedimiento judicial por haber existido falta de acuerdo previo y que además, se incumplan por el progenitor custodio.

Sentado lo anterior, y para el primer caso relatado, se deberá de iniciar un procedimiento judicial para reclamar los derechos que le corresponden sobre sus hijos. Se deberá, por tanto, interponer la demanda correspondiente, es decir, o de separación o divorcio o de medidas paternofiliales atendiendo a su situación personal con el objeto de que el órgano jurisdiccional se pronuncie entre otras cuestiones, sobre la patria potestad y régimen de visitas correspondiente.

Por otro lado, si nos encontráramos en el segundo caso en el que las medidas ya han sido determinadas judicialmente fruto de la falta de acuerdo entre los progenitores y en el que, bien seguidamente a su adopción o bien en el que al cabo de un tiempo se produce el incumplimiento reiterado por el progenitor custodio, caben destacar las siguientes herramientas que el ordenamiento jurídico pone a nuestra disposición para hacer valer su cumplimiento:

 

  • Solicitud de la ejecución de las medidas: las medidas adoptadas en sentencia una vez sean determinadas, pueden ser recurridas por el progenitor que no esté conforme con ellas, pues el derecho a los recursos es un derecho fundamental incluido dentro del derecho a la tutela judicial efectiva.

Sin embargo, la interposición del recurso correspondiente no suspende la ejecutividad de las mismas, esto es, el cumplimiento obligatorio de las medidas; ello así en interés del menor.

Por su parte, el progenitor que incumpla las medidas determinadas por el Juez, será instado al cumplimiento de las mismas y podrá verse sancionado por ello, produciéndose una modificación del régimen de visitas en su perjuicio inclusive con el abono de sanciones económicas, todo ello previa la interposición de la demanda ejecutiva correspondiente.

 

  • Solicitud de modificación de las medidas: Esta opción procede para aquellos casos, en los que, a pesar de haberse adoptado las medidas en sentencia, con el paso del tiempo, devengan obsoletas atendiendo al desarrollo personal y social del menor; requiriendo por tanto su actualización.

Todo ello, con el fin de que el cambio en las circunstancias actuales del menor no sirva de precedente al progenitor custodio para favorecer su incumplimiento, privando al progenitor no custodio de los derechos que le corresponden por resolución judicial, requiriéndose para ello la interposición a tales efectos.

 

1479150652_f086Con todo, si se encuentra inmerso en una situación de separación, divorcio o necesita adoptar judicialmente las medidas paternofiliales que habrán de regir en relación a sus hijos fruto de la falta de acuerdo con su expareja o si directamente está sufriendo el incumplimiento de las medidas adoptadas en el seno del procedimiento judicial, solicite ya una cita con nosotros sin ningún tipo de compromiso a través del correo electrónico info@labeabogados.com cumplimentando nuestro formulario o contactando con nosotros por vía telefónica a través del número +34 91 314 90 16.